Viajes Espaciales en los Tiempos Védicos

VimanaA los que nos apasiona y cautiva los temas espirituales también nos fascina el tema de los viajes espaciales, de los extra, supra e intraterrestres.  Y bueno, encontré un artículo de una vieja revista (1984) de los Hare Krishna, ATMA, al respecto, donde hablan de las famosas Vimanas, que eran vehículos que volaban como los Ovnis hace nada menos que 4000 años. Aquí les va:

“¿Teníamos en la antigüedad alguna relación con seres extraterrestres?, ¿Cuál es la verdad acerca de la historia de la humanidad?, ¿tenía antes el hombre conocimiento de la energía atómica?

“Aproximadamente a 350 Km. al norte de Karachi, en Paquistán, ligeramente al oeste de Sukkur en el río Indo, quedan las excavaciones de Mohenjo-Daro.  Los arqueólogos que iniciaron el descubrimiento de una civilización porehistórica en los años veinte la llamaron el lugar de la muerte. Se habían encontrado cadáveres en las excavaciones; todos ellos demostraban haber sufrido una muerte súbita: se les encontró de la mano, aplastados sobre la tierra, sorprendidos durante el sueño o que estaban aún en la posición propia correspondiente a su oficio.

Toda la ciudad situada anteriormente en dos islas del río Indo, se encontraba completamente destruida en un área de un kilómetro y medio de radio debido a una catástrofe de gran magnitud, atacando como relámpago a los habitantes de ella.  Tres zonas de diferente grado de destrucción rodean concéntricamente un punto de la antigua ciudad.  Allí se encuentran muchos objetos pequeños destruidos, los que son conocidos como piedras negras que por el excesivo calor, 1500 grados centígrados quedaron así.  En su totalidad asemejan la destrucción producida por una bomba atómica.  Y realmente tomado en forma literal la antigua mitología hindú, tenemos exactamente una descripción realista de ese hecho.

“Davenport publicó los resultados de sus investigaciones al respecto en su libro Destrucción Atómica 2000 años AC.  Las investigaciones de Davenport se iniciaron en base a antiguos textos en sánscrito, como los del Rig Veda, Mahabarata y Ramayana.  Especialmente en el Ramayana encontró datos geográficos exactos de la existencia de civilizaciones en el área hindú, 2000 años antes de Cristo.  Davenport interpretó la descripción de los hechos en la antigua India, no como símbolos mitológicos, sino como hechos.  Aquí tropezó él con la descripción de destructivas guerras atómicas e informes precisos sobre objetos voladores.

“Al respecto, Srila Prabhupada comenta: “El calor creado por el destello de un brahmastra (un tipo de arma atómica utilizada en la cultura védica), se asemeja al fuego que se exhibe en el globo solar en el momento de la aniquilación cósmica.  La explosión de la bomba atómica puede a lo sumo hacer que un globo estalle, pero el calor producido por el brahmastra puede destruir todo el orden cósmico.  Por eso se hace la comparación con el calor que hay en el momento de la aniquilación.

Los tres mundos son los planetas superiores, los planetas inferiores y los planetas inferiores y los planetas intermedios del universo.  Aunque elbrahmastra se lanzó en esta tierra, el calor producido por la combinación de ambas armas cubrió el universo entero y todas las poblaciones de todos los diferentes planetas comenzaron a sentir el calor de un modo excesivo, y lo compararon con el fuego Samvartaka.  Ningún planeta por consiguiente, se encuentra desprovisto de seres vivientes”.

“Luego Davenport afirma que había una relación muy directa entre seres extraterrestres y los habitantes de Mohenjo-Daro…  Estos habitantes pidieron protección a esta civilización extraterrestre ante el ataque de tribus enemigas que amenazaban con la destrucción de  Mohenjo-Daro…

“Un acreditado erudito en Sánscrito, Profesor Dr. Dillep Kumar Kanijailal, llegó prácticamente a idénticos resultados en forma independiente, añadiendo peso al estudio de Davenport.  Este erudito en su calidad de científico especialista se declaró partidiario de la tesis que en los llamados textos puránicos (estos contienen narraciones e informes de tiempos pasados) se habla del encuentro de los terrícolas con seres de otros planetas, los que vinieron a la tierra en vehículos detalladamente descritos.  Determinados textos describen inclusive exactamente las funciones de estas naves, su capacidad de vuelo, el tipo de combustible que utilizaban y mucha scosas más.  En base a estas fuentes, especialmente a la Vaimanika y a la Samarangana-Sutradhara se distingue exactamente según el Profesor Kanjilal, cuatro tipos básicos de los llamados “vimanas” (esta es la designación en sánscrito para naves espaciales) los mismos que se clasifican en muchísimos subgrupos.

“Se habla de naves doradas, cuneiformes llamadas “Rugna”, “Shundra Vimanas”, es decir, las vimanas de tres etapas y del grupo de las “Shakuna-Vimanas”, que significa algo así como “las similares a aves”.  También se decribe en forma detallada el encuentro del hombre con “dioses”, los que dicen, vinieron de lo “alto del cielo”.  Se asemejan mucho al hombre en apariencia y se enumera con mucha exactitud tres características: no transpiraban, no parpadeaban y sus pies no tocaban el suelo”.

“En general, los textos del Purana y Veda describen una alta cultura antigua que existió ya 5000 años antes de Cristo; también se ofrece un tipo de historia de la creación según la cual once mujeres parieron dioses y demonios (asuras), los que vivieron juntos en paz unos 3000 años, pero luego tuvieron terribles disputas bélicas en las que perdieron los “dioses”.  Estos volaron al espacio.  Cuando ellos volvieron, los Asuras se escondieron en cuevas bajo el mar, pero luego fueron derrotados completamente.  Esta lucha entre ambas fuerzas celestes fue motivo para dramáticas representaciones teatrales.

Vimana Veda

“Uno debería tener en mente que los textos védicos fueron escritos hace muchos miles de años y que sus principios se practicaron mucho antes de ser recopilados.  Si uno lee las descripciones védicas del universo, de libros que también datan de hace miles de años, uno quedará completamente atónito de cómo gente supuestamente sin ningún avance podía penetrar en los grandes misterios de la estructura del universo sin la ayuda de computadoras o telescopios.  Los nuevos brahmanas investigadores disfrutarían descubriendo en los Vedas el actual principio universal del Campo Unificado.  Este principio del campo-unificado ciertamente existe, debido a que la construcción del universo es el producto de una personalidad.”

Bien, espero que hayan disfrutado de este artículo tanto como yo cuando era niña, que quedé muy sorprendida que ya la humanidad hubiera hecho viajes a los confines del universo siglos antes de Cristo. Feliz Día Mundial del Ovni.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

Fuente:
Revista Atma No1

Anuncios

Lo divino en mí

Mi DivinidadEl siguiente texto está inspirado en las palabras del Profesor Eduardo Buenaventura, que hace años tenía un programa de radio del que yo era ferviente oyente:

Dicen los milenarios Vedas que Dios es la suprema fuerza viviente entre todas las fuerzas vivientes y nos suministra todo lo que necesitamos. Es en virtud a que el alma es parte integral de Dios que tiene cualidades divinas. Sabemos – todas las religiones y filosofías coinciden- que Dios es la voluntad suprema, el poder supremo, el supremo independiente y nosotros, siendo partes integrales de Eso, tenemos entonces todas esas cualidades en una cierta cantidad. De tal manera, sus hijos somos uno con Dios, por ser parte integral de Eso. Y está escrito en nosotros ese regreso a casa, la vuelta al hogar.

Somos criaturas del Universo, y debemos estar conscientes de que nuestra existencia no está ligada a estas vivencias que nosotros conocemos como humanas, sino que somos divinos y cuando realicemos esto en nuestro fuero interno nacerá un sentimiento natural de amor y compasión por la humanidad; entonces, así cuando llegue ese momento yo podré sembrar amor. Cuando llegue ese momento, yo puedo ser una mensajera del amor.

Por eso mismo, donde haya injuria, a ejemplo de ese gran místico Francisco de Asís, yo ponga perdón porque yo sé que entre tú y yo no hay diferenciación. No hay ninguna disparidad entre un ser humano y otro. Todo lo que yo estoy viviendo es producto de mis acciones, sepamos tú y yo que no hay un Dios castigador, que no hay alguien que nos esté haciendo daño, sino es el fruto de nuestras propias acciones, en el transcurso de la línea de Vida.

La acción del Karma, que es una poderosa Ley Universal, que el hombre alguna vez olvidó: lo que yo siembro, cosecho. Si yo le grito al mundo odios y venganza, pues el mundo me gritará a mí también de odios y venganza, por tal razón perdono, porque me doy cuenta que yo he causado la vida misma y la vivo, en otras palabras, Yo Soy la artífice de todo mi mundo, mis relaciones y mi entorno.

Emulemos a San Francisco, donde haya duda yo ponga fe. Donde haya esa dualidad entre una y otra cosa, yo tengo la firme convicción de que este es un mundo y un universo hecho con amor infinito, que el Creador es omnisciente, omnipresente y que esa sabiduría infinita permitió que haya errores y lo que yo veo como errores son solamente producto de una actual inconsciencia y que cuando tengo fe, la tengo en ese infinito poder, en ese infinito amor. Yo tengo fe en esa infinita sabiduría que rige mi vida en cada momento, en cada instante y me aferro a ella aunque a veces sufra o me duela, que está mejor expresado ya que quien sufre es mi propia ignorancia, por no reconocer, por haber olvidado cual es mi verdadera naturaleza y quién me ha creado o quién Soy Yo.

Donde haya tristeza, pues yo ponga la alegría. La alegría infinita sólo puede nacer cuando yo reconozco, cuando me doy cuenta de lo ilusorio de todo esto (Maya, como lo llamaban los antiguos); cuando me doy cuenta que hay un infinito sentimiento en mi corazón que es incomparable a nada de lo que me rodea. Nada de lo que está a mi alrededor puede equipararse cuando me doy cuenta que ese Ser que hay en mí es ese Cristo, es esa Luz, ese Buddha, ese Ser Interno que con su infinita indulgencia, poder y sabiduría me guía en el mundo. Y no hay en el mundo ninguna divinidad que se parezca a esa claridad que nace cuando procuro sintonizar con esa luz cuando a través de la meditación, de la oración nace ese sentimiento de una infinita alegría que se desborda por cada poro de mi ser.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.