Simbología de los Amados Reyes Magos

"Los Tres Filósofos" (Giorgione)
“Los Tres Filósofos” (Giorgione)

Hoy por la noche tradicionalmente termina el período navideño y se hace con broche de oro, pues es una muy buena oportunidad para pedir, decretar y visualizar nuestros anhelos tanto de orden material como espiritual, aunque para los estudiantes de la Metafísica, de la línea de Conny Méndez se les enseña que la Navidad culmina el 02 de febrero, día de la Madre Candelaria. Le guardo mucho cariño al mágico día 06 de enero por muchas razones. Entre ellas es que hace que salga a la luz mi niña interior y evoque la ilusión con que me levantaba por la mañana a los cinco o seis años a ver si los Reyes Magos habían dejado sus presentes en mi cajita de zapatos. Agradezco a mi mamá que sembrara en mí esa tradición perdida en un mundo de Papa Noeles cocacoleros y de suspicacias por saber quién realmente traía los regalos la Nochebuena, pues aquí en Perú le dan más atención a la víspera de Navidad que a la Bajada de Reyes, actualmente y desde hace ya varias décadas.

Aunque suene ingenuo, nunca dejé con los años de creer en ellos, intuía que la presencia de estos Maestros de Sabiduría impregnaba el día de generosidad y buena voluntad, aunque no se lo contaba a nadie, por supuesto, para que no me tildaran de bobalicona en mis años adolescentes. Sin embargo, esa fiel creencia trajo sus frutos y aunque por ese entonces desconocía la ley de la atracción como denominación, simplemente la vivía y estaba consciente de ella porque algo bueno, algo bello siempre ocurría para esta fecha.

Recuerdo especialmente la Bajada de Reyes del año ’93, fecha en que hubo Luna Llena -otra gran aliada- y le pedí a estos Seres (o si quieres, Arquetipos) algo que me marcó la vida de manera contundente y se me dio tal cual lo había deseado; con puntos y señales.

También quiero aprovechar la fecha para saludar a mi profesor de Cosmobiología, Johnny Alva, por ser el 06 de enero es el Día de los Astrólogos en honor a estos sabios que vigilaban los cielos y supieron encontrar una Gran Verdad.

Esta noche de los Reyes, llena de Magia, de Sabiduría y Opulencia contiene mucha simbología y guarda muchas enseñanzas para nosotros. Cada Escuela de enseñanzas espirituales tiene su propia versión.

Para Vicente Beltrán Anglada de la Sociedad Teosófica, por ejemplo, los Reyes Magos son simbólicos y representan las energías creadoras que otorgan un cuerpo físico, un cuerpo astral y un cuerpo mental al Niño en nosotros, el Yo humano para su experimentación en los planos densos y que le traen el oro como rey, la mirra como hombre y el incienso como deidad.

A estos sabios de Oriente se les llama “Reyes”, aunque el evangelio de San Mateo no los denomina así, al parecer porque quisieron adaptar el nacimiento de Jesús a la profecía del Salmo 72 de Salomón donde se cita en su versículo 11: “Todos los Reyes caerán frente a él”, además por su magnanimidad, los demás aceptan eso y lo reconocen así: Reyes.

La Tradición nos habla de Tres Reyes, aunque en el Nuevo Testamento no menciona en realidad cuántos fueron; incluso antes se decían que eran solamente dos y otros cuentan cuatro y hasta doce.

Igualmente, existen diversas versiones sobre cuál de los Reyes Magos entregó la mirra y cual el incienso, pero todos coinciden en señalar a Gaspar como el Rey Mago que obsequió el oro. Y precisamente, se les conoce como:

• Melchor (Magalath), que venía de Persia y regaló mirra, que simboliza al cuerpo físico, la Naturaleza Humana.
• Gaspar (Galagalath) llegaba desde el Asia y obsequió Oro, que simboliza la mente y como metáfora de la Naturaleza Real de Jesús.
• Baltazar (Serakin) vino desde Egipto, más precisamente, de Qum Ram, un pueblo esenio y ofreció Incienso, que simboliza al alma y apelando a la Naturaleza Divina del Hijo.

Como vemos, se dice mucho sobre estos personajes que fueron a rendir homenaje a los pies de esa otra figura tan importante como es Cristo. Es cierto, la historia de los Reyes Magos encierra mucho simbolismo, y ahora que estoy dejando de ser simplemente simpatizante de la Metafísica, para ir profundizando más con esta corriente, pues debo añadir algunas otras enseñanzas que ahora estoy asimilando.

Maestro El MoryaLo que Rubén Cedeño nos enseña en su libro “Espíritu de la Navidad” es que el Mago Melchor es actualmente el Maestro Ascendido El Morya del Rayo Azul, procedente de la India o quizás del Tíbet, representa al cuerpo mental y encarna al Espíritu Santo, por lo tanto fue quien otorgó el Incienso. Que él nos otorgue voluntad, para lograr nuestros objetivos y nos haga vivir en el presente (el verdadero regalo).

Maestro Koot HoomiEl Rey que ofreció la Mirra fue el Mago Baltazar, de Etiopía, que simboliza el aroma de la espiritualidad, por lo tanto representa a nuestro propio Cristo. Actualmente Baltazar es el Maestro Ascendido Koot Hoomi, del Rayo Dorado y personifica al cuerpo emocional, entonces pidámosle sabiduría para comprender si nuestros deseos cumplen con nuestro propósito maestro de vida y sin de índole inegoísta y ayuda no sólo a nosotros mismos, sino también a los demás.

Maestro Djwhal KhulPor último, y no menos importante, tenemos al Rey Mago Gaspar, proveniente de Mesopotamia quien le llevó a Cristo el Oro que representa al Padre Celestial, fuente y proveedor de todo cuanto hay, por ello simboliza al cuerpo físico. Este Mago ahora es conocido como el Maestro Ascendido Djwhal Khul, del Rayo Dorado. Pidamos con gratitud la provisión y la precipitación de toda cosa buena en nuestras vidas y que podamos tener el don de dar amor incondicional y tener compasión divina.

La palabra Mago deriva del término Magister, de Magisterios y Maestría, expresada por su Real Sabiduría de las cosas. Ellos también representan los dones que se reciben cuando nace nuestro Cristo interno, o mejor dicho, cuando dejamos que despierte.
Es justamente cuando despertamos, que nos volvemos conscientes, el momento en que brilla esa Estrella que siguieron estos Maestros de Sabiduría, si lo vemos desde su simbolismo. Por supuesto que son válidas y caben dentro de lo posible las teorías de que hubo conjunción de planetas o que se trataba de una supernova, un cometa o que fuera un ovni quien guió a estos Sabios Astrólogos.

Lo que importa para mí es la enseñanza que puedo extraer y cómo puedo aplicarla en mi vida: sabiduría y entonación con los ciclos astronómicos, generosidad, equilibrio entre mi naturaleza humana y divina, prosperidad y en fin… cada quien sabrá sacarle la enseñanza que le es propia. Sólo puedo concluir diciéndoles que pidan, pidan a los Reyes Magos que siempre dan en abundancia (y lo digo por experiencia propia).

Amados Magos del Amor y la Luz

“Hoy celebramos los presentes que le entregaste al Niño Dios
por ello damos gracias y pedimos al Mago Supremo que ustedes han alcanzado
que los tres cetros sagrados se nos sean otorgados.
* El Cetro de la Luz Divina con un zafiro azul incandescente
* El Cetro del Amor Incondicional con el corazón lleno de luz rosa y oro rubí
* La Vara Mágica del Poder de Dios con la vara luminosa y dorada
que nos envuelve y nos llena de paz
Gracias amados Melchor, Gaspar y Baltazar,
Gracias amados Magos por estos presentes supremos.
Que nuestros deseos y peticiones se hagan realidad
y que icemos la victoria de la Ascensión con estos dones
a este mundo y dimensión.
Gracias, con amor, gracias.
Así lo creo, lo ordeno y lo decreto.
Hecho está, en perfecta armonía conmigo y con los demás”

¡Feliz Día de los Reyes Magos!

Los Tres Reyes Magos

Anuncios

Gracias

Ángel de la ProvidenciaEste cuarto jueves de noviembre es una fecha especial, pues con la celebración del Día de Acción de Gracias se inicia las siete semanas de celebraciones por Navidad. Yo he estudiado en un colegio de “sisters”, (unas religiosas americanas del I.H.M – Inmaculado Corazón de María) que nos inculcaron cada año sobre el primer “Thanksgiving Day” y la importancia de agradecer por cada bendición recibida a lo largo del año.

Cuando salí, me sentí liberada de festejar semejante americanada, sin embargo, algo dentro de mí igual me invitaba a querer expresar ese día las gracias a mis amigos, a mi familia y a la Divinidad por las cosas bonitas que me habían pasado.

Ahora muchísimos años más tarde y con la instrucción recibida en las enseñanzas espirituales, sé que no es un invento ni costumbre de los estadounidenses, como nos lo dice Rubén Cedeño. Más bien fue una inspiración del Maestro Saint Germain.

Thanksgiving dayHoy es una buena oportunidad para ser agradecidos por TODO, por lo bueno y lo que aparentemente no es bueno pues nos trae una lección para crecer y ser mejores, por las luces y las sombras que nos verifican la luz.

Agradecer nos eleva y se abren múltiples posibilidades para que se manifieste en abundancia aquello por lo que damos gracias. El Universo responde con generosidad un acto de gratitud.

Dios no necesita de nuestro agradecimiento, no obstante, el agradecer es un acto de generosidad con nuestro propio Ser, con un(a) mismo(a) es una manifestación del grado de nuestro crecimiento espiritual.

Como dice el Santo Aeolus,”El dar gracias es una de las expresiones más contagiosas del espíritu, y es una de las actividades unificadoras de Dios. Constituye una transmutación instantánea de sentimientos duros o discordantes, y es un poder magnético cósmico que atrae todo el bien hacia el generador de una genuina acción de gracias.”

Agradecer nos ayuda a tomar conciencia de todas las cosas buenas que nos rodean y esto redunda en vivir una vida plena y en abundancia.

Ahora, te invito a tomar una respiración profunda, hasta que alcances un nivel de relajación suave, colocar tus manos a la altura del corazón y puedes decir esto o mejor aún con tus propias palabras:

Cada vez que respiro, mi mente se centra en Ti.
Cada vez que veo, mi mente se centra en Ti.
A medida que oro, pienso en Ti.
A medida que laboro, pienso en Ti.
A medida que amo, yo soy Tú.
Brindo mi sincera gratitud al Mundo y a la Divinidad.
Expreso fácilmente gratitud todos los días.
Me recuerdo a mí mismo y a los demás a ser conscientes y agradecidos libremente
Visualizo a cada miembro de mi familia y le ofrezco Paz, Alegría, Felicidad y Amor
A medida que mi día avanza doy gracias, desde mi corazón, alejando los temores,
y siendo valiente con los desafíos de la vida.
Dios, Padre-Madre, haz lugar dentro de mi corazón para la gratitud,
recuérdame siempre las bendiciones que he recibido, por las que cada día recibo y de las que voy a recibir.
Dios, por favor, permíteme ser un canal de agradecimiento,
un canal de Amor y un canal de Gratitud.
Recuérdame siempre que nos necesitamos los unos a los otros, que somos interdependientes
Que Dios nos bendiga en muchos modos y que acreciente y restaure mi Fe, siempre.

Por mi parte entre muchas cosas, quiero agradecerte a ti, por visitar mi blog, por comentar y compartir algunos posts. Desde lo profundo de mi corazón, ¡muchas gracias!

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.