Reflexiones sobre la Prosperidad

Dr. Pérez-Albela BeraúnEstas son algunos pensamientos que recogí de un taller que organizó el “Doctor Magnesol”, nuestro querido médico José Luis Pérez-Albela Beraún (aka “Gurú Maracuyá” -y dicho esto con cariño, por si acaso-) y quiero hoy compartirlos y comentarlos:

Debemos pagar nuestras deudas con gratitud y prontitud.
Y es que la clave de todo esto es estar agradecidos por todo lo que tenemos y no fijarnos en lo que nos falta sino en lo que disfrutamos, en lo que administramos, porque al fin de cuenta ése es el término, en realidad nada material poseemos de verdad. Nos llevamos al otro mundo, al otro plano, sólo las virtudes que practicamos y que aprendimos en vida. Hay mucha gente que se desespera con el tema de las deudas y no recuerdan que si las tenemos y nos preocupamos es porque hay una “deuda espiritual” pendiente, ya que todo es reflejo de nuestro interior, de nuestras creencias.

El que no sirve (servicio) no “sirve” (utilidad).
Aquí está claro que hemos nacido con un propósito, una misión en nuestras vidas y en la medida que hagamos todo a nuestro alcance para lograrlo más felices nos sentiremos, y evidentemente realizados, que es una de las áreas de las que hablan muchos especialistas para que el Ser Humano se sienta pleno. Esta reflexión está emparentada con aquella Séptima Ley que propugna Deepak Chopra: la ley del dharma, en la que nos dice que estamos aquí por una razón. Él dice: “Todo el mundo tiene un propósito en la vida, un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas”.

Por eso, es importante conocer nuestro Plan Divino de Perfección. Quisiera entonces compartir esta bella oración de Nostradamus al respecto, que a veces la he invocado por las mañanas para que nos ayude a encontrarlo y a la vez entre en nuestro subconsciente el deseo de ser serviciales y solidarios:

Profundo amor de la conciencia cósmica, te invocamos.
Tú que eres el absoluto; la unidad;
El Padre; El Creador y Espíritu de Amor
de todo lo existente y por existir…
Permítenos usar el poder que mora en nosotros
para sembrar la paz y cosechar el amor.
Danos la fuerza para ser útiles instrumentos de tu Amor Universal.
Enséñanos a comprender que el potencial interior es el necesario
como para poder corregir el futuro;
replantear el presente y asimilar el pasado.
Ayúdanos a cumplir nuestra misión;
aquella que Tú grabaste en nuestra esencia el día que nos creaste.
Que así sea…

El que tiene rencores o resentimientos vive en el pasado y no prospera. El pasado sólo sirve como experiencia para aprender.
Por supuesto, no hay manera más próspera que vivir el poder del “Aquí y el Ahora”. Ya Vivekananda no dice: “Cada quien es responsable de lo que le sucede y tiene el poder de decidir lo que quiere ser. Lo que eres hoy día es el resultado de tus actos. Lo que serás mañana es el resultado de tus actos de hoy”. Y entonces, para qué malgastar nuestros pensamientos en recuerdos que nos torturan, si lo podemos aprovechar en pensamientos positivos que nos benefician en el presente, nos traen salud y atraen más rápido a nuestra realidad tridimensional las cosas que queremos.

El verbo tiene mucho poder, debemos usarlo adecuadamente para prosperar, sólo hay que pronunciar cosas positivas.
Cuando se nos indicó “No mentirás”, no fue sólo por el asunto de comprender que no decir la verdad puede dañar y traer consecuencias negativas, sino porque existe un tremendo poder en la Palabra. Realmente es impresionante cómo las famosas “declaraciones”, afirmaciones positivas o “decretos” que hacemos de forma consciente afectan o realizan su impronta en este mundo material. Por propia experiencia puedo dar fe que da resultado, por supuesto, acompañado siempre de las visualizaciones, y sobre todo si se escriben de puño y letra, para que sean más efectivas.

Es bueno madrugar porque toda la naturaleza está limpia al amanecer y esa energía la captamos en nuestro cuerpo y mente.
Le escuché mencionar al Dr. Pérez-Albela que la mejor hora para meditar es a las 4 de la mañana, hasta las 6 de la mañana, cuando el color del cielo es azul-añil, a esa hora nos habla nuestro Dios interno, nuestro Padre Celestial. Comparando, es como una carretera descongestionada a esa hora y fluyen más rápida y fácilmente hacia nosotros las mejores ideas haciéndonos más creativos y podemos obtener la solución a los asuntos que nos ocupan. No por nada, sabemos que a esas horas la libido del ser humano sube a altos niveles durante ese momento matinal, lo que demuestra que el impulso creador, generador y productivo se manifiesta a todo nivel, siendo lo más concreto esa energía sexual y al menos podemos canalizar para el logro de nuestros fines: por ejemplo crear tu mejor canción o inventar algo revolucionario que te dé mucho dinero.

Es bueno recibir con la mano izquierda, esto hace que el hemisferio cerebral derecho (el que maneja la mano izquierda), en el cual se encuentran las funciones de lo creativo, se desarrolle, lo cual nos estimulará a tener buenas ideas para prosperar y así poder multiplicar lo que recibimos.
La mano derecha es la mano del Sol, relacionado con la acción, mientras que la mano izquierda es la mano de la Luna, que tiene que ver con el aspecto femenino, el receptáculo, lo que recibe, entonces si se recibe con la izquierda ponemos en acción de forma armoniosa las naturales tendencias del Cosmos.

San Pablo dijo: “El amor al dinero es el origen de todo lo malo”. Esto es muy cierto, porque el dinero en sí no es malo, ya que es un instrumento, una forma más de energía; lo malo es amarlo, dándole importancia primordial en nuestra vida.
Se ha dado por siglos la idea errónea de que la pobreza es muy buena para el que quiere alcanzar un camino espiritual en menoscabo y desprecio por los asuntos materiales, pero lo cierto es que es la abundancia es lo que prima en el Cosmos. Una vez le preguntaron a Dattatreya Siva Baba si acaso el dinero otorgaba iluminación, ya que él daba a conocer mantrams para el flujo abundante de dinero; a lo que él respondió: “No, pero no puedes estar diciéndo Om y pensando: debo pagar la luz, el agua; Omm.. debo la luz y el agua…”
Es la preocupación desmedida, la avaricia y el temor lo que resulta perjudicial y contrario a la abundancia. Recuerda que el Universo o Cosmos es: a) vegetativo (pleno de energía) b)moral y; c)múltiple (vasto, de efecto multiplicador).

El dinero es una energía que debe circular, si se estanca, al igual que el agua, se echa a perder. El dinero que se estanca bloquea nuevos ingresos.
El objetivo de administrar esta energía mental llamada dinero es que sea útil a nuestros propósitos, que sea un medio antes que un fin, por tal, conservar el dinero por temor a que se disminuya o que no haya en el futuro bloquea ese flujo poderoso así que cuando pienses en abundancia, compártela, el dinero inviértelo, compra, gástalo, ahorra y diezma, tal como también nos lo aconseja el Dr. Lair Ribeiro.

Cuando un árbol se poda, aparecen más y mejores ramas. De igual forma es con el dinero, una forma de hacerlo es entregar el diezmo al que lo necesita. Diezmar es recibir 10 veces más.
Dar el diezmo es confiar en Dios y darle las gracias por los dones recibidos. Tengo entendido que en la Biblia es la única vez que Dios con respecto a esto nos dice “Pruébame”. Aparte que en el aspecto psicológico, separar el 10% de lo recibido nos coloca en la posición de que tenemos dinero de sobra que podemos y estamos en la capacidad de donar. Pero ojo, no confundamos ofrendar con diezmar. Pues al ser el 10 un número multiplicador por excelencia, sólo se debe otorgar esta décima parte de nuestros ingresos (brutos –no netos, sin trampitas) a una institución que maneje aspectos de caridad o de bien social y/o espiritual. Pues si donamos el diezmo a personas que estén necesitadas, eso mismo regresará a nosotros, lo que obviamente no queremos. En todo caso a estas personas se les realiza una ofrenda que las ayude a paliar en algo o mucho, dependiendo, sus carencias.

Evitar prestar dinero, es mejor dar labor -empleo- o en todo caso si se está en condiciones de hacerlo es preferible regalarlo.
Valorar la labor de la otra persona es muy importante, pues si se le da el dinero, sin criterio, fácilmente, no se le da a ésta la oportunidad para que se sienta útil. Es como una lección del valor del dinero. Además, es bien sabido que muchas amistades se pierden por el tema del no pago de las deudas. Obrando de este modo se logra un equilibrio perfecto, no queda nada enganchado, la energía fluye libremente.

No digas “trabajar”, sino laborar. “Trabajar es una traba que nos lleva hacia abajo” (sic). Laborar es una labor sagrada.
El origen etimológico de la palabra Trabajo proviene del latin ”Tripalium”, que significa tres palos, que era una especie de látigo con tres extensiones que aplicaban a los esclavos en la antigüedad, por lo tanto la palabra de marras contiene una baja vibración no compatible con nuestra idea de prosperidad y abundancia, pues venimos a la Tierra a ser felices y no a sufrir. Además, Laborar, como dice el Dr. Pérez-Albela, rima con Orar, que es una de las primeras cosas que se debiera hacer y ofrecer antes de realizar cualquier actividad.

La casa prospera cuando se tienen las siguientes características: mucha luz y aire, espejos, colores intensos y armoniosos, limpieza, música agradable, plantas. Los miembros de la familia acostumbran a cantar, a tener un lugar para la oración.
Bueno, los expertos en Feng Shui saben esto a la perfección.

Hay que limpiar la casa colocando en las esquinas limones, botándolos cada 5 días, cuando ya estén secos.
Esto da excelentes resultados. Y en China al limón se le conoce como símbolo de felicidad.

La prosperidad es una realidad si se vive en humildad. La humildad no es pobreza, es virtud. Hay gente pobre que no es humilde, así como hay gente rica que es humilde. La humildad es pisar tierra. No es creerse más ni menos que nadie. La palabra humildad proviene de “humus”, que significa tierra fértil. Pise tierra para ser humilde.

Cuando te roben, ofrece ese contratiempo a las almas del purgatorio y por otro lado piensa que se robaron algunos males que podían sucederte. Al que roba le robarán. El que roba no tiene paz. Hay que saber decir “no” cuando nos propongan algo fuera de la Ley, porque está fuera de la Luz Divina.

Es nuestro deber enseñar a otros lo que sabemos, esto también atraerá la prosperidad.

Y por último, pero creo que es lo más importante:

• Busquemos primero el reino de Dios y su justicia y el resto vendrá por añadidura.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

Afirmaciones para la Prosperidad I

Para afirmar en voz alta y con emoción:

❝Yo vivo en un Universo de Abundancia y puedo recoger del mismo todo lo que necesito. Mi meta es vivir una vida próspera, feliz y armoniosa y empiezo a recorrer el camino más directo que me conduce a realizar esta meta. Reconozco que existe una de la Fuente y que la misma es infinita, permanente, incondicional y abundante.❞

❝Hoy descanso en la idea que todas mis necesidades se ven satisfechas por esta Fuente en el momento uso y necesario. Siento la alegría de saber que en mi camino ya no hay más creencias ni complicaciones y doy las gracias por todo lo que ya se me ha provisto, sabiendo que a partir de ahora recibo mucho más y Así Es.❞

❝Yo sé que el Universo entero ha sido creado para que lo disfrute yo y todo aquel que lo acepte. Todos los bienes son nuestros para usarlos sin acapararlos, así como yo uso y hago circular estos bienes, libre de todo temor a la escasez. Lo que yo dejo ir generosamente y con amor vuelve a mí multiplicado.❞

❝Hoy elijo vivir con prosperidad y abundancia, por lo tanto me preparo para aceptar todo lo bueno que es para mí. Extiendo mis brazos y abro mis manos con entusiasmo porque estoy lista para recibir.❞ 

❝Yo sé que el Cosmos provee absolutamente de todo lo que quiero y por eso doy gracias por adelantado. Veo cada duda o pensamiento negativo como pequeñas nubes obscuras que intentan ocultar la luz del Sol. Mi fe incesante en la Fuente es el viento que los aleja y los disuelve con amor.❞ 

❝A partir de hoy, acepto absolutamente todo lo que me merezco y mucho más. Mi conciencia está lista para crecer y aceptar cada día una porción más de las maravillas de la Vida. Y así Es.❞

✿❀✿¸¸¸.•*´¯`❀ ✿ ✿❀¸¸¸.•*´¯`❀ ✿ ✿¸¸¸.•*´¯`❀✿❀✿¸¸¸.•*´¯`❀ ✿ ✿❀¸¸¸.•*´¯`❀ ✿ ✿

Seamos felices y conscientes, aquí y ahora.

Fuente:
Fragmentos tomados de
Horacio Valsecia. Cur$o de Prosperidad.

Declaraciones para tu Plan de Abundancia

Divina Provisión

Como sabemos, la prosperidad es un estado mental, si tu mente se cierra ante la posibilidad de verte disfrutando de una holgada situación financiera es muy probable que lo que encuentres en tu vida sean deudas y apuros económicos, sin embargo, decides transmutar y configurar tu mente hacia la energía de la abundancia, los resultados serán totalmente diferentes. Verás que se te hace muy fácil tener una realidad visible de la prosperidad en forma de dinero. La abundancia y opulencia del Universo nos rodea y está a la espera que manifestamos esa riqueza y prosperidad que ya existe dentro de nosotros. Solo hace falta que nosotros nos decidamos traerla a este plano concreto o 3D.

Muchos tienen grabado en su inconsciente el temor a la abundancia, por las muchas frases que se han lanzado sobre el dinero y que desafortunadamente han calado hondo en el inconsciente colectivo. Es hora de borrar todas esas programaciones, Como nos dice un texto tomado del libro: “La Práctica de las Llamas”, del Maestro Saint Germain, ❝no es pecaminoso gustar de lo excelente, de lo bello, de lo magnífico, y que es natural que estas cosas exquisitas resulten costosas y que no pueda adquirirlo todo el mundo, lo cual también es simbólico.❞

La fuente productora de la abundancia es Dios. La mente o conciencia es simplemente una canalizadora a través del cual la gente obtiene lo que cree que se merece. La prosperidad se exterioriza por una vida cómoda y confortable. Cada vez que sientas apremios económicos no tienes que buscar fuera de ti, sino dentro tuyo, es allí donde yacen todos los tesoros y recursos que anhelas. Expandir la conciencia de prosperidad está en nosotros, depende de cada quien.

Cómo formar conciencia de prosperidad, éxito y abundancia

Para empezar, es necesario sentirnos bien con nosotros mismos, si hay algo que vemos que no nos gusta, simplemente observemos y aceptémoslo porque está allí. Cambiemos amorosamente eso, como quien quita las hojas secas de una hermosa planta. Para ello se aplica el principio de las afirmaciones.

Por eso, te propongo un Plan de Abundancia consistente en cuatro ciclos de diez días en afirmaciones que vayan eliminando de tu subconsciente ideas de carencia instalados en ti. Destina un cuaderno de notas o una carpeta especial para cada una de las declaraciones. Cada día, preferiblemente antes de irte a dormir, respira profundamente, retén el aire por un instante, expándelo por todo tu cuerpo y luego exhala.  Escribe y recita la declaración de prosperidad y al terminar medita durante 15 minutos sobre esta afirmación, anota todas aquellas ideas, emociones y sensaciones a partir de la declaración correspondiente. Si aparecen pensamientos de resistencia, servirán para darse cuenta sobre qué puntos se debe transmutar lo negativo. Anotarlo te hará dar cuenta con mayor claridad lo que tienes en tu subconsciente.

Le toma a la mente aproximadamente 40 días para incorporar una creencia como cierta. Durante estos 40 días se va formando una condensación de energía alrededor de la idea, de modo que si hubiera una interrupción, la energía escaparía, por eso es necesario que ahora mismo hagas contigo un compromiso responsable y definitivo de seguir fielmente este programa, día a día durante 40 días y si perdieras la secuencia, aunque sea por un día, comenzar todo de nuevo.

Pasos

1. Establece una fecha específica para comenzar el programa.

2. Cuenta 40 días en el calendario y marca la fecha final.

3. Haz 10 declaraciones para leer en voz alta. Una cada día durante 10 días, de modo que recorras las 10 declaraciones, cuatro veces durante todo el ciclo.

En esta fecha __/__/____ dejo de creer en el dinero visible como mi fuente y mi provisión y veo el mundo de los efectos tal como es, simplemente como un reflejo de mis creencias. Antes creía en el poder del dinero, entregué mi poder divino y mi autoridad a una creencia cosificada.

Creí en todas las ilusiones materiales creadas por el inconsciente colectivo de pensamientos errados y al hacer eso limité lo ilimitado, pero no más.

En este día renuncio a esas creencias y reclamo mi herencia divina como ser de Dios. En este día reconozco a Dios y solamente a él como mi sustancia, mi provisión y mi apoyo y Así Es.

Primer Día
Dios es abundancia generosa, profusa, inagotable que nunca deja de proveernos con todo cuanto necesitamos. Es la riqueza presente en todo lugar y en todo tiempo. Esta fuente inacabable todopoderosa y que nos provee de infinita prosperidad se hace presente en mí. Yo soy esa misma sustancia y esa misma realidad y Así Es.

Segundo Día
Abro mi mente y mi corazón para darme cuenta que la presencia de Dios en mí es lo que genera mi prosperidad y no las circunstancias externas. Así Es.

Tercer Día
Empiezo a darme cuenta que la presencia de Dios en mí es mi abundancia. Me doy cuenta a cada instante que la mente de Dios es de mi prosperidad inagotable que está siempre funcionando y en actividad plena. Al darme cuenta de ello, mi conciencia es llenada con la luz de la Verdad y Así Es.

Cuarto Día
Lleno mi mente y mi corazón del Espíritu de Dios a través de mi conciencia, es decir, a través del darme cuenta que el Espíritu de Dios es quien me provee, por tanto, cuanto más cuenta me doy que Dios está en mí, más Él me provee y Así Es.

Quinto Día
El dinero no es quien me provee ni ninguna persona, lugar o circunstancia. Es el darme cuenta, el entender y conocer que Dios está en mí, quien me provee. Me doy cuenta de esta verdad ilimitadamente, por tanto, Dios me provee ilimitadamente y Así Es.

Sexto Día
Toda necesidad o deseos míos son inmediatamente atendidos por mi Presencia Divina desde dentro de mí haciéndose realidad y en manifestación externa de acuerdo exactamente a lo que necesito y deseo en cada momento y Así Es.

Séptimo Día
La Presencia de Dios en mí cada vez más expresa su naturaleza de abundancia. Es su responsabilidad hacer esto, no es la mía. Mi única responsabilidad es estar atenta y darme cuenta de esta verdad, por lo tanto tengo total confianza en dejar que Dios aparezca con abundancia más que suficiente en mi vida y en mis asuntos y Así es.

Octavo Día
Darme cuenta de mi Presencia Divina como mi fuente ilimitada de prosperidad hace posible renovar todo lo corroído y me eleva hacia el camino de la abundancia. Esta conciencia, entendimiento y conocimiento del Espíritu toma forma de todo lo que quisiera o pudiera desear y Así Es.

Noveno Día
Cuando me doy cuenta que Dios en mí es provisión me siento totalmente provista. Ahora me doy cuenta de esta verdad. He encontrado la clave de la vida y me puedo relajar sabiendo que la abundancia infinita de Dios está siempre funcionando en mi vida, sólo tengo que darme cuenta de este flujo de energía que emana de mí. Ahora me doy cuenta, ahora brillo y Así Es.

Décimo Día
Mantengo mi total atención en la presencia de Dios en mí como única causa de mi prosperidad. Retiro mis pensamientos de las circunstancias externas o de las creencias materiales de los demás. Me doy cuenta de la presencia de Dios en mí como la única acción en mis asuntos económicos. Tengo toda mi fe en el Principio de la Abundancia que opera desde dentro de mí ahora y siempre y Así Es.

Espero que te sean de utilidad estas afirmaciones para que obtengas los resultados que deseas. Recuerda que las declaraciones deben decirse con la plena convicción de que el cambio va a llegar de manera óptima a tu vida. Te deseo buen karma.

Seamos felices y conscientes, aquí y ahora.

Fuente:
John Randolph Price. Libro de la Abundancia.

Cuaderno de Elogios o de la Verdad

Si dices “soy flojo(a)”, “soy perdedor(a)” o algún otro adjetivo descalificativo estarías mintiendo, pues el nombre de Dios -creador de Todo- es ese “Yo Soy (el que Soy)” que se muestra a nuestra civilización, la occidental, por primera vez en la cita bíblica del Éxodo 3: 14 y tú estás creado a la imagen y semejanza de lo que conocemos como “Dios”.

Cuando nuestra meta es alcanzar la abundancia, la prosperidad, lo primero que tenemos que creer es que tenemos derecho al acceso a ella y no lo podemos hacer si damos “permiso de entrada” a aquellas declaraciones negativas y culpabilizantes que inculcaron en nosotros desde niños. La forma de ponerle un control+z a todo ello es con la terapia y técnica del Cuaderno de Elogios o Cuaderno de la Verdad.

En el Cuaderno de Elogios nos reconocemos como hijos de Dios, los seres maravillosos que somos. Se le llama también “Cuaderno de la Verdad” porque reconoces tu imagen verdadera, recuerdas tu esencia espiritual, invocas a tu SoHam (Yo Soy), al Yo Dios que está en ti, la parte real de tu esencia. Como criaturas divinas viviendo una experiencia humana, sabemos que ya tenemos las virtudes, algunas adormecidas en nuestro interior y sólo hace falta recordar que somos seres de luz.

Cuando esto ocurre, comienzan a actualizarse sucesos mágicos en nuestra vida, lo que no sucede cuando pensamos que no somos merecedores por ideas que fueron en algún momento arraigados o implantados en nuestro subconsciente.

¿Cómo podemos creer que no merecemos lo mejor de este mundo y de este Universo si no nos sentimos justamente merecedores o no nos reconocemos como hijos legítimos de Dios? O como reza el “Desiderata”: ❝Tú eres una criatura del Universo, tienes el derecho a estar aquí.

Cuaderno de ElogiosPon en tu cuaderno: “Yo Soy Hijo de Dios maravilloso(a)” y las demás virtudes que deseas cultivar y reafirma las que ya practicas. Por ejemplo: creativa, entusiasta, amorosa, digna de amor… etc. Por herencia espiritual ya somos todo eso. Es un simple recordar lo que somos ya. Se debe practicar esto todos los días por las mañanas y las noches y culminar diciendo: “Estoy cada vez mejor y mejor” o “Gracias Padre/Madre Así es, hecho está”.

El Cuaderno de Elogios también es útil para ayudar a nuestros seres queridos. Si esto te parece demasiado fácil como para ser verdad y muy fantasioso, pues te cuento que esto también se basa en una disciplina que emplea la psicología moderna denominada la “redactoterapia” o “escritura-terapia“. Los psicólogos recomiendan destinar al menos 20 minutos para ti y escribir en un ambiente de privacidad.

El tamaño del cuaderno es a preferencia propia.

El color de la tinta igualmente.

Aunque dicen que la roja le otorga pasión y la negra poder a lo escrito.

El lugar no es importante, solo que sea cómodo y agradable, con o sin música.

Rodearse de aquellas sensaciones y elementos que nos favorezcan.

Recomendaciones para comenzar con nuestro Cuaderno de Elogios

1.A manera de meditación, se comienza entrando en presencia de nuestro Ser más íntimo, nuestra Divina Presencia Yo Soy o Dios en mí, cualquiera que fuera nuestra idea de la Deidad o lo Divino, reconociéndonos como parte suya, como hijos e hijas del Todo y Uno. Nos sentimos unificados con Dios.

2.Se tiene necesariamente que escribir, porque al hacerlo se involucran áreas del cerebro que sellan hábitos y creencias, nos conecta con energías más potentes y dan consistencia a nuestras declaraciones y afirmaciones.

3.Mirarse al espejo con una sonrisa mientras se dice en voz alta la virtud o cualidad que deseamos manifestar, de preferencia al comenzar el día y antes de dormirnos, que es cuando nuestro cerebro está más abierto a recibir y aceptar información por la alta frecuencia de ondas alfa y así podemos llegar fácilmente a los rincones profundos del subconsciente.

4.Dedicarnos, para este propósito, un tiempo para nosotros (al menos unos 20 minutos) para aplicar esta terapia o técnica.

5.Para potenciar o alcanzar y actualizar la cualidad o virtud deseada en nuestras vidas o en la de nuestros seres queridos es justo y necesario realizarlo durante un período de 21, 33 o 40 días continuos para que la afirmación quede firmemente asentada en el subconsciente.

¿Por qué ese número de días? Porque según las observaciones del psicólogo Dr. Maxwell Maltz se requieren 21 días para adquirir un hábito:

❝Las personas sentimos y actuamos en función de la imagen que nos formamos de la realidad, no de la realidad en sí, de modo que acostumbrarnos a una nueva imagen de la realidad requiere un periodo de tiempo de adaptación mínimo de 21 días. Y esto mismo se cumple con los hábitos y costumbres, es necesario un período de afianzamiento de la nueva conducta.❞ 

Mientras que para una especialista en PNL (Programación Neurolingüística), Martha Ramírez: ❝Cada 21 días regeneramos células y las células nuevas vienen grabadas con la información adquirida.

Por otro lado, según la ciencia yóguica confirma que se necesitan de 40 días para desarrollar completamente un nuevo hábito positivo o para desechar un hábito destructivo actual.

En cuanto al deseo de llevar a cabo este proceso del Cuaderno de Elogios durante 33 días corresponde ya más a un ámbito religioso de quien quiera practicarlo, pues corresponde al número de días de las consagraciones y los votos y promesas que se hacen para la consecución de una petición o milagro.

6.En la parte central y superior del cuaderno se coloca nuestro nombre completo o el de la persona a la que queremos ver desarrollada la cualidad. Seguido escribimos “Soy hijo(a) de Dios perfecto” y a continuación las cualidades positivas usando la imaginación creadora, viéndonos actuando ya con la virtud deseada.

Espero que sea de utilidad este post y que al cabo del tiempo que decidas realizar este ejercicio alcances proyectar la forma de ser que te encantaría. Buen karma.

Seamos felices y conscientes, aquí y ahora.

Fuente:
Un taller al que asistí.

Ekeko

Ekeko

Este singular personaje es un ídolo andino originario de Bolivia, de la cultura Tiahuanaco, que también conformó parte del Antiguo Perú, aunque también recibe culto desde la zona central de Perú, pasando por Chile hasta el noroeste de Argentina, incluso es conocido en Venezuela con el nombre de Don Juan del Dinero. Ekeko es una voz aymara que significa “abundancia”.  Su fiesta, denominada de “las alasitas” se celebra cada 24 de enero, que coincide con el de la festividad católica de la Señora Virgen de la Paz. En esta fecha, los sacerdotes andinos adornan al muñeco regordete con serpentina de colores, lo sahúman con incienso y le echan la espuma de cerveza y hasta champán.

El Ekeko está ataviado con ropas típicas del Ande, es decir, viste con poncho y chullo, lleva charango y zampoña y va muy bien cargado, cual Papá Noel andino, de billetes y objetos de miniatura, de casa, auto, edificios, electrodomésticos y todo cuanto el corazón desea y aunque materialmente es de arcilla, eso no le impide que tenga predilección por los puchos (cigarrillos). En Perú se le enciende el cigarro, según algunas tradiciones, una vez al mes y según otras cada martes o cada viernes. Para mí, es cuando se le pone la ofrenda. Su cigarrillo, según cuentan, debe ser fumado por el Ekeko hasta el final, de lo contrario el deseo no será cumplido. Además, dicen que si el deseo es aceptado, del cigarro saldrá humo, como si realmente el Ekeko estuviera fumándolo.

El Ekeko deberá ser regalado y no comprado para que sea efectivo, y tampoco vale el intercambio de “yo te regalo uno y tú me regalas el otro”, porque se supone que cuando llega a tu vida el Ekeko es porque así tu subconsciente te lo pedía.

Y es que más allá de supersticiones, por su figura y tradición folklórica, la figura del Ekeko en realidad guarda una sabiduría ancestral sobre la relación del ser humano con la idea de riqueza y prosperidad y de cómo la mente y el visualizar correctamente lo que se desea se llega a cumplir; y ni qué hablar sobre la creación de pequeños tulpas o elementales o entidades espirituales que la mente puede crear con la continua intensión de los pensamientos.

El simbolismo del Ekeko equivale a lo que se expone en el vídeo basado en el libro de Rhonda Byrne, el Secreto, donde se habla sobre “el mapa de la prosperidad”. Se trata simplemente de una herramienta más que te permite:

1. Tener claro lo que deseas, una lista de tus deseos.
2. Visualizar y concentrarte en lo que quieres que se manifieste.
3. Saber que se puede llegar a cumplir.

Cuando uno imagina las cosas, automáticamente estamos programando a nuestro subconsciente para que las consiga. Cada vez que vemos los objetos que deseamos, se activa una energía especial que hace que se ponga en movimiento todas las posibilidades cuánticas para que ocurran. Y es esencial que lo hagas con fe, no ciega, sino con esa certeza de que algo que aún no ves sabes en el fondo de tu corazón que se va a dar porque lo mereces, es para tu bien y fluye en armonía para todo el mundo.

Espero que te haya servido algo este post. Mis bendiciones para ti.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

 

 

 

Prosperidad (reflexión del Dr. Lair Ribeiro)

Buena suerte❝Quiero ser partícipe del mejor lado de la vida, donde mora mi verdad y donde está también la tuya, diferente de la mía.
Al perdonar me libero para que el mundo prospere.
Deseo y sueño.
Fijo mis metas y sé adónde quiero llegar en este camino sin fin que no es poco, porque lo es todo y mucho más.
Soy la Tierra ardiente, segura, generosa y sabia, golosa y fértil, maternal.
Disfruto, produzco, crezco, me despojo de las armaduras, de las vanidades me alejo, creo, sufro, río y amo, protegiendo y confiando.
Soy fuego, el Sol creador, decidido y enérgico, seguro de mi fuerza, capaz de mover montañas, de destruir obstáculos, para la lucha dispuesto, llevando la paz por donde paso, aprendiendo e iluminando.
Fortalezco y estimulo al máximo mi voluntad.
Me relajo y descanso para afilar mi hacha.
Me preparo para la vida, en el sublime desafío de cada breve momento.
Mi mago me muestra un tesoro que está siempre y siempre ha estado dentro, muy dentro de mí.
Me bastaba abrir las puertas del amor y la conciencia para que el brillo dorado, firme, fuerte y generoso llenase la nave de energía para poder atravesar estrellas y ser yo estrella también.
Reconozco lo viejo y lo nuevo y dirijo mi futuro, pues el tiempo no tiene límites cuando doy y creo.❞

Para que recibamos bien el Nuevo Año

Feliz Año Nuevo

A las puertas de iniciar un nuevo año nuestro subconsciente nos pide conectarnos con las nuevas energías mediante rituales y procesos ceremoniales que nos permitan atraer aquello que deseamos, prosperidad y armonía en nuestras vidas. Esta vez nos concentraremos en nuestros cuerpos emocional y mental para que desde allí fluya todo ello.

Baño de Limpieza Energética

Baño de limpieza energéticoComo siempre es importante primero deshacernos de aquello que nos ata al pasado. Una buena manera de ajustar nuestros cuerpos energéticos o más sutiles es realizando los famosos baños de despojo o “de limpia”, el cual deber hacerse una o dos semanas antes del baño de florecimiento. Sirven como un ritual sumamente efectivo para descargar de aquellas energías negativas acumuladas a lo largo del año.

Estos baños se realizan en forma vertical, es decir, estar parados para aplicarlo de arriba hacia abajo. Existen muchos tipos de baños de despojo, pero lo principal es hacerlo a base de hierbas y mucho mejor si son medicinales (no de flores, excepto las que son blancas como el geranio blanco, jazmín o azucenas) e igualmente diluir sales, principalmente sal gruesa ya que la sal es un limpiador del aura por excelencia.

Antes de efectuar el baño es bueno usar un exfoliante que nos limpie la piel durante un baño normal con agua y jabón común. Luego, enciende una vela blanca y pide asistencia de tu ángel custodio, de los ángeles de sanación y tus guías espirituales. Puedes hacer una oración y luego procede a realizar el baño.

En un litro de agua puedes hervir 3 limones enteros y cuando se entibie colocar y añadir aceites esenciales de limón y de té verde. Otro baño muy bueno que me recomendó una amiga y que yo he probado varias veces es el de las 3Rs: Ruda, Retama y Romero que son plantitas maestras que ayudan mucho a disolver malas energías acumuladas en nuestro campo áurico.

El baño con cucharadas de vinagre de manzana también son muy recomendados.

Cabe recordar que todo esto se debe realizar mentalizando que en verdad se alejan de nosotros las mala vibras y negatividades y que los ángeles y guías espirituales nos están asistiendo porque de otra manera sólo serviría para relajar el cuerpo físico, estimular favorablemente el sistema nervioso y salir oloroso del baño, nada más. Lo que buscamos es realmente limpiar los cuerpos sutiles.

Baño de florecimientoBaño de Florecimiento

Los baños de florecimiento estimulan el desarrollo y bienestar de las personas, se pueden hacer según los signos zodiacales, según el propósito (los clásicos deseos de salud, dinero, amor) o bien como su nombre lo indica, para florecer y así elevar las energías para el nuevo ciclo.  Podemos realizar hasta dos de ellos entre al 24 de diciembre y hasta el 7 de enero y se puede preparar agregando como toque personal el perfume que se usa diariamente.

Lo que voy a compartir es desde el punto de vista cosmobiológico.

Para los Signos de Fuego (Aires-Leo-Sagitario)

2 litros de agua
1 naranja
1 ramita de canela
hojas de salvia
1 ramita de romero con flor
1 trocito de jengibre o kion entero
3 clavos de olor
3 claveles amarillos o rosas amarillas
1 cucharadita de miel
Hervir en 2 litros de agua todos los ingredientes, colarlos y entibiarlos. Se añade unas diez gotas de aceite de geranio y de naranja.

Hervir en 2 litros de agua todos los ingredientes, colarlos y entibiarlos. Se añade unas diez gotas de aceite de geranio y de naranja.

Para los Signos de Aire (Géminis-Libra-Acuario)

3 rosas blancas
1 puñado de jazmín (o geranio blanco)
1 limón entero
1 hoja de menta
1 ramita de mejorana o caso contrario un poco de orégano
1 hoja de malva
1 chorrito de almíbar o en otro caso azúcar blanca diluida

Hervir en 2 litros de agua todos los ingredientes, colarlos y entibiarlos. Se añade unas diez gotas de esencia de jazmín y de limón.

Para los Signos de Agua (Cáncer-Escorpio-Piscis)

1 Lima o limón dulce
3 crisantemos o rosas amarillas
flores de ruda
1 puñado de anís
1 puñado de flores secas de lavanda
hojas de albahaca, mejor si está en flor
1 caramelo dulce transparente o blanco

Hervir en 2 litros de agua todos los ingredientes, colarlos y entibiarlos. Se añade unas diez gotas de esencia de lavanda y de bergamota.

Para los Signos de Tierra (Tauro-Virgo-Capricornio)

1 manzana verde
hojas de ruda
Tiras de hierba luisa (cedrón)
1 puñado de flores de manzanilla (camomila)
hojas de toronjil
1 ramito de flores de geranio
2 ó 3 hojitas de eucalipto
3 hojitas de coca
1 cucharita de miel de maple o una cucharita de miel de algarrobina

Hervir en 2 litros de agua todos los ingredientes, colarlos y entibiarlos. Se añade unas diez gotas de esencia de manzanilla y de patchouli.

Mientras realizas el baño es necesario pedir al Universo que tus sueños se realicen, visualizar todo aquello que deseas como si fuera ya una realidad. Cuando termines, agradece a los elementales de las flores, a los ángeles y a los guías y ten la absoluta convicción que tendrás todo lo que deseas, siempre y cuando sea para expandir tu propia luz y la de los demás.

Te deseo muchos éxitos.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.