El día de la marmota y sus enseñanzas esotéricas

La primera vez que vi la película, me quedé reflexionando sobre las famosas segundas oportunidades que la vida regala, luego lo asocié con el tema de la reencarnación pues sobre este tema de repetir una y otra vez determinados actos hasta captar el aprendizaje y así lograr trascender, sólo que a nivel macro.

Sin embargo, el tema que me ocupa esta vez es en sí sobre esta fecha tan peculiar que se celebra mañana 02 de febrero en los Estados Unidos y que ya está traspasando fronteras y que también, a su modo, nos regala importantes lecciones que no deberíamos pasar por alto.

marmota .)¿Continuará el aire primaveral o será un largo invierno? En realidad, por lo que leí en un libro de magia wiccana, esta costumbre de predecir el clima de la siguiente estación se presagia con este animalito peludo, gordito y pelirrojo, cual mágico mensajero de los dioses. La tradición proviene de antiguas festividades paganas de las islas británicas llamada Imbolc, dedicada a la diosa Brigit. Esta fiesta era el día de predecir el clima, solo que en lugar de la marmota, ocupaba el cargo otro roedor: el gracioso puercoespín.

A Brigit se le atribuye el haber regalado al ser humano la capacidad de silbar, como una forma de advertir el peligro contra los enemigos. Cuando los habitantes de las islas se mudaron a otro continente, se toparon con un roedor similar al puercoespín, uno que hibernaba, despertaba y silbaba cuando había peligro. Pensaron que también era una de las criaturas de Brigit por la similitud en sus costumbres con este roedor consagrado a la diosa.

La marmota puede hibernar profundamente, ralentizando su metabolismo y bajando su temperatura para dormir durante todo el crudo invierno.

Los antiguos chamanes pudieron encontrar una analogía de este acto vital con el control de la conciencia y el entrar a estados profundos de la mente para penetrar en el mundo de los espíritus sin riesgo alguno. Estando alerta de los peligros, pero ser capaces de navegar por sus misterios.

Las marmotas enseñan sobre la intensidad del estudio profundo y del poder del sueño autohipnótico. Explorar los reinos de la posibilidad, de lo que puede llegar a manifestarse. De este modo ayuda a incrementar nuestra habilidad para concentrarnos, a ahondar profunda y completamente en lo que nos hace falta saber, conocer y comprender.

Es así como la hibernación, vista de este modo, es como un aprendizaje y un simulacro de morir sin fallecer. De cómo los retos a través de los velos del Espíritu se alcanzan los reinos de la muerte y, especialmente, de cómo retornar triunfante de ellos fortalecidos con las llamas de la sabiduría y el conocimiento a través de la profecía.

Las marmotas nos enseñan sobre la muerte y el renacimiento y del continuo ciclo de crecimiento, muerte y cambio. Este conocimiento incluye el conocimiento del clima y las estaciones. Conocer sobre el clima ha sido necesario siempre, por razones prácticas, pero en su lado secreto, va más allá y abre todo un mundo de aprendizaje, especialmente nuestra comprensión del poder de lo cíclico, de las estaciones y lo que es óptimo, hacer y dejar de hacer en cada una de ellas, así como los ritmos biológicos de nuestros cuerpos y los ritmos acompasados de nuestras almas.

02 FebreroLas marmotas nos enseñan por igual a establecer los límites apropiados para nosotros mismos y nuestros seres queridos al igual que ellas cuando construyen sus madrigueras con túneles, galerías y compartimentos. Recordemos que el Universo es Cosmos, que significa orden. Orden es “tener cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa”. El Universo también es jerárquico.

Quisquillosas con sus desechos orgánicos, las marmotas nos enseñan a emplear las cosas que no necesitamos más al enterrarlas fuera de sus madrigueras, permitiendo así a la tierra transformar los desechos en abono fértil y útil. De este modo podríamos nosotros también aprender a convertir nuestros esfuerzos fallidos y nuestros malos hábitos en algo positivo, es decir, trascender a través de nuestras malas experiencias.

Así como las marmotas muerden y mastican raíces y ramas, nosotros también podríamos triturar patrones mentales y hábitos destructivos.

En el momento en que nos decidamos a despejarnos de aquellos obstáculos que a través del tiempo nosotros mismos nos hemos impuesto, podremos despertar a nuevos reinos de magia y posibilidad.

Internémonos, pues en lo profundo de los misterios del Espíritu y de nuestra propia conciencia divina. Este pelirrojo amiguito nos enseña la sabiduría que encierran los ciclos cósmicos y naturales de la Vida.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

 

Anuncios

“Se acaba el año y todavía…”

Infinito (ADN mágico)

Estaba precisamente por escribir un post acerca de las intenciones y la renovación de deseos y metas a propósito que hoy, aparte de celebrar el Diwali (el Festival de las Luces) en la India, estamos en Luna Nueva de Escorpio, que es un momento muy ad hoc porque marca el comienzo del fin del año y como todo se da en sincronías apenas acabo justo de leer este hashtag en Twitter, #SeAcabaElAñoYTodavía, lo cual aparte de causarme gracia lo mordaz que pueden ser algunos tuits, me lleva a reflexionar por aquella ansiedad y sensación de premura que le damos a nuestros deseos. Como si nuestros sueños tuvieran fecha de expiración, como si realmente el tiempo fuera lineal y no cíclico.

Por supuesto no voy a ahondar en cuestiones aristotélicas ni menos aún de mecánica cuántica con respecto a ese valor llamado “tiempo”, solamente soltar algunas ideas sobre lo que para mí significa este nuevo ciclo tan poderoso para la concreción de nuestros deseos y proyectos, para que eliminemos pero ¡ya! eso que no aporta nada a nuestras vidas y cambiemos de piel, como buenas aves fénix: renacer y despertar, renovarnos y estar conscientes.

En primer lugar, estamos de acuerdo que somos infinitos, es muy conocida la frase de Pierre Teilhard de Chardin, ❝No somos humanos con una experiencia espiritual. Somos seres espirituales en una experiencia humana❞. Partiendo desde aquí, pues considero necesario que no nos abrumen las ansiedades ni angustias si es que aún no se han cumplido todo esos puntos en nuestro to do list; si aún no hemos marcado ese ansiado check en el cuadradito de nuestra lista de deseos que hicimos el 31 de diciembre a pocas horas de comenzar este 2015.

Lo importante de la vida es que crezcamos, que realicemos lo que los metafísicos llaman “el Plan Divino de Perfección” que no es otra cosa sino el llamado de tu alma, de aquello más íntimo de ti que te impulsa a salirte de la cama todos los días y por el cual se te dibuja una sonrisa cuando te imaginas viviendo a plenitud ese sueño grande.

Y es curioso que este año que ya va acabando haya estado regido con la vibración 8 (como el símbolo del infinito), una vibración muy fuerte y poderosa que representa la justicia, así como la consolidación a base de esfuerzo, de disciplina. Seguramente este año te habrá resultado de mucho aprendizaje, de lecciones que quizás no te habrán gustado mucho experimentarlas y que por cierto habrán traído su dosis de dolor; al menos en lo particular así ha sucedido, pero siento ahora esta nueva energía, de renovación, de cambio y me hace sentir más esperanzada y optimista para que mis asuntos se acomoden mejor y a la medida que deseo.

Otra particularidad de este 2015, siempre desde el punto de vista esotérico, es que el “Pensamiento Simiente” para la meditación es la vinculación con el Alma. ¿Qué tanto le hacemos caso a nuestra voz interior? ¿Cuánto tiempo invertimos en autoconocernos? ¿La nutrimos correctamente y nos ocupamos de su armonía y salud, como lo hacemos del cuerpo? Son necesarias todas estas preguntas para que nos fortalezcamos, porque en la medida que nos hacemos grandes interiormente, se manifestará y se expresará sin duda en lo exterior, recordemos que… ❝Como es arriba, es abajo❞ como es adentro, es afuera y como el mismo Maestro Jesús dijo: ❝Busquen primero el reino de Dios y su justicia, y el resto será dado como añadidura❞.

Entonces recordemos que todo ciclo de cierre también es un ciclo de inicio, estamos ahora en esa transición, aprovechémosla al máximo con todas las energías que el arquetipo del Escorpión nos brinda: pasión, introspección, transformación, muerte emocional de lo que no es bueno (enfrentarte a esa nuestra sombra que habla Jung), empoderamiento (vincularnos con nuestro propio poder), misterio (en cuanto a defender nuestra vida privada), sexualidad e inversiones inteligentes.

Por eso, hoy es un buen momento para que en el campo de la salud pedir por lo que corresponde a la zona del Chakra Muladhara (lo que serían las gónadas, los genitales y el recto), en lo psicológico, lo que ya dijimos: la vinculación con el Alma, la renovación y aniquilar los deseos de venganza (muy típico de Escorpio) y perdonar, perdonar, perdonar. Así como visualizar todos tus proyectos y los buenos deseos que planeaste para este año, sentir la emoción como si ya los hubieras logrado y te aseguro que muy pronto le habrás dado visto bueno como meta cumplida.

Seamos felices y conscientes, aquí y ahora.