Un nuevo ciclo comienza…

Feliz Año 2016Y comenzamos ya el primer día de 2016, comenzando este con energías de transformación (no, no al estilo de los robots por cierto), pues la vibración de este año es 9 (2 + 0 + 1 + 6 = 9), una vibración que cierra ciclos, que nos invita a fluir con los cambios que nos da la vida, porque si no lo hacemos en consciencia, simplemente van a suceder, sentiremos que se nos arranca de nuestra zona de confort, que perdemos algo o a alguien. Recordemos que en este Universo 3D lo único que no cambia es el cambio y esto nos ayuda a evitar los apegos, los pensamientos son los que más nos mantienen aferrados a las situaciones que ya no nos hacen bien para nuestro crecimiento personal, a veces nos damos cuenta y sin embargo la costumbre es más fuerte, por eso es mejor soltar, cerrar círculos con amor, con sabiduría y agradecimiento, esto significa alinearnos con la Vida y se hace más fácil así.

Ahora bien, también representa un año de segundas oportunidades, de retomar aquello que quedó inconcluso; sea un estudio, un proyecto, una relación, lo que tenga que ser… será y se reiniciará un nuevo ciclo como en espiral.

Vibración Nueve

Por otro lado, el Rayo envolvente de este año corresponde al Sexto Rayo Oro Rubí de la Paz y de la Providencia Divina. Su Espíritu Envolvente corresponde a Juan el Amado (quien fuera discípulo del Maestro Jesús) y su mensaje es muy claro: sin paz no hay nada.

Seguramente muchos habrán realizado innumerables rituales para atraer las buenas vibras del Universo y todo está perfecto si se efectúan con total entrega y certeza que sucederá lo que se ha deseado y propuesto.

Como todavía estamos dentro de este período donde las puertas de las buenas energías cósmicas están abiertas, quiero compartir una oración que me dieron en un Taller de Prosperidad que realicé hace algunos años justamente para comenzar el año:

Oración de Principio de Año

Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad,

tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.

Quiero darte las gracias por todo aquello que el año pasado recibí de TI.

Gracias por la vida y el amor, por las flores,

el aire y el Sol, por la alegría y el dolor,

por cuanto fue posible y por lo que no pudo ser.

Te ofrezco cuanto hice en este año, la labor que pude realizar

y las cosas que pasaron por mis manos y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé,

las amistades nuevas y los antiguos amores,

los más cercanos a mí y los que están más lejos,

los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar,

con los que compartí la vida, el servicio, el dolor y la alegría.

Pero también, Señor, hoy quiero pedirte perdón,

perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado,

por la palabra inútil y el amor desperdiciado.

Perdón por las obras vacías y por la labor mal hecha,

y perdón por vivir sin entusiasmo.

También por la oración que poco a poco fui aplazando

y que hasta ahora vengo a presentarte.

Por todos mis olvidos, descuidos y silencios…

Nuevamente te pido perdón.

Ahora detengo mi vida ante el nuevo calendario

y te presento estos días para llegar a vivirlos con plenitud.

Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría,

la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad

llevando a todas partes un corazón lleno de comprensión y paz.

Cierra Tú mis oídos a toda falsedad

y mis labios a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes.

Abre en cambio mi Ser a todo lo que es bueno

que mis espíritu se llene sólo de bendiciones

y las derrame a mi paso.

Cólmame de bondad y de alegría para que,

cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí

encuentren en mi vida un poquito de TI.

Danos un Año Feliz

y enséñanos a repartir felicidad.

Amén

Espero que te haya gustado como a mí; y no olvides que somos dueños de nuestro destino si somos dueños de nosotros mismos desde nuestros pensamientos.

¡Feliz 2016! Que nuestros anhelos se materialicen en este plano y que sirvan para el cumplimiento de nuestro propósito y misión de Vida.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

2015 ahora un recuerdo, 2016 te recibo con alegría

Feliz Año Nuevo 2016Al espíritu del 2015 se le van agotando las horas y sólo me queda dar las gracias por todas las experiencias que me ha regalado en este año. Entre tantas cosas lindas lo que más rescato es la oportunidad de haber conocido a nuevas  y maravillosas personas, el de haber podido ¡al fin! visitar Machu Picchu y originado este viaje de una manera increíble y fantástica, que es como se mueve el Universo, por eso nunca dejes de soñar porque los deseos están para cumplirse cuando tienes fe que así será; tú pide el “qué”, la Vida te sorprenderá con el “cómo”. Me quedo con haber podido volver, aunque por breve momentos, a los micrófonos que es mi gran pasión. Agradezco igualmente que el mundo astral haya sido mi playground o cancha de juegos, así como por mi salud excelente y vibrante. El balance es más que positivo y espero que 2016 sea aún mejor, desde luego.

Entre los tantos mensajes en las redes sociales por despedida del año, tanto divertidos, locos y los de siempre encontré este que me gustó ya que sintoniza con mi tendencia y gusto por los Ángeles:

Fin de AñoYo soy el Ángel del Fin de Año 

Y hoy, lleno de júbilo, llego a tu vida para que juntos, tú y yo, demos gracias a Nuestro Padre y a Nuestra Madre Celestial. Ven y báñate con mi emanación de luz. Cierra los ojos y aspira profundamente.

Aspira… aspira la luz dorada. Ahora visualízanos… tú y yo arrodillados frente a un altar… con profundo amor… con gran respeto. Repite estas palabras de gratitud: 

Hoy concluye este año y empieza uno nuevo, y queremos mostrarte, Padre Nuestro-Madre Nuestra, nuestra gratitud. 

Gracias por las bendiciones con que nos has colmado este año; por protegernos, por guiarnos, por proveernos; por el amor que nos has prodigado, por la felicidad, la salud y la armonía que hemos disfrutado. 

Gracias por tus bondades; por habernos dado vida y la oportunidad de despertar y lograr conciencia plena de que Tú Eres Nuestro Padre y Madre. Perdona nuestras presunciones y el egoísmo y la soberbia que a veces manifestamos. Perdona lo poco que nos acordamos de Ti. 

Enséñanos a perdonar y a evitar guardar rencor… a ayudar en Tu Divino Plan y no a estorbarlo… Y lo más importante, Padre-Madre… enséñanos a adorarte y bendecirte siempre. 

Te entregamos nuestra voluntad para que Tú dirijas nuestra vida. Gracias, Padre-Madre. Te pedimos que el Año Nuevo se inicie con todas tus Bendiciones. 

Que haya paz, salud, armonía, abundancia y felicidad para todos los habitantes del planeta.
Gracias, Padre-Madre, gracias.
Ahora… permanece conmigo… todo será maravilloso.
Te espera un año excepcional…

 ✿¨¯`♥★♥¸¸.•*✿*•♥•✿¨¯`♥★♥¸¸.•*✿*•♥•✿¨¯`♥★♥¸¸.•*✿

putto de Año NuevoFeliz Año Nuevo. Mis mejores deseos y vibras para que todas tus metas y proyectos lleguen a buen puerto, que sepas afrontar con fortaleza y coraje cualquier obstáculo que de hecho se presentará, que tengas la conciencia despierta para comprender que es parte del proceso de crecimiento y de ejercer tu Maestría como Hija/o de Dios perfecta en esta vida. Que tu hogar y tu mesa estén colmados siempre de la Divina Providencia y que la abundancia y opulencia estén siempre presentes en tu vida para el servicio de los demás. Que tu luz siempre brille y ayude a brillar a la de los demás.

Feliz Año Nuevo para todos ustedes. Los dejo con algo muy tradicional para esta fecha: La Canción del Adiós, “Auld Lang Syne”.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.