El Aura y la empatía emocional

Aura y la Empatía EmocionalComo ahora ya es bastante conocido, existe un campo de radiación, de energía que se extiende alrededor del cuerpo humano y que puede ser percibido por otros seres humanos y por algunos animales. A esta especie de resplandor brumoso o irradiación se le llama aura. Pero esta aura no es comúnmente visible.

El ser humano es un generador: genera y genera energía dentro de sí mismo. Somos seres bioelectromagnéticos y algunas de esas energías, como por ejemplo la nerviosa, tienen cualidades eléctricas corrientes y medibles. Algunas son de tan alta frecuencia que sus propiedades físicas se determinan sólo por sus efectos sobre las personas y las cosas. El aura es una de estas.

Ya que siempre se relaciona a esta envoltura radiante o aura con los colores y la fotografía Kirlian, pero ya estamos viendo que este asunto va más allá. Cuando el aura de una persona entra en contacto con la de otra, la reacción producida podría parecerse a aquella de las dos polaridades de un imán cerca. Lo que puede suceder es que o bien puede ocurrir una repentina atracción emocional o por el contrario, una sensación de rechazo o disgusto. Es muy común que uno se sienta atraído por ciertas personas y también sienta repulsión por otras sin que ninguna de ellas dijera o hiciera nada para causar tal reacción. Esto es debido al impacto psíquico que uno recibe del aura que ellas irradiaban.

Las auras impregnan los ambientes, por ejemplo, cuando entramos a un salón que pese a tener una bonita apariencia, sin embargo nos sentimos incómodos, queremos salir de allí y es que las auras indiscutiblemente pueden afectar a los objetos y estos a su vez afectan sutilmente nuestras auras causando en nosotros reacciones emocionales hacia ellos.

Podemos hacer algo práctico: cuando viajes en el autobús o la combi que estén atestados de mucha gente, observa las sensaciones emocionales que experimentas con los extraños. No mires sus rostros, pues interferirían en nuestro experimento al sugerirnos cosas que no tienen que ver con esto del aura. Simplemente observa cómo tus propias sensaciones emocionales cambian con una y otra persona que esté a tu lado. Es una forma de afinar tu naturaleza receptiva.

Otro experimento sería ir al consultorio de un dentista y tomar una revista que haya sido hojeada por otros pacientes y trata de sentir las sensaciones más sutiles que te provocan al estar en contacto con este objeto. Lo que sientas no será fantasía, sino está basado en las leyes naturales que existen detrás de este fenómeno. Te sorprenderá descubrir tu propio grado de receptividad a las radiaciones del aura.

Actualmente, gracias a la fotografía Kirlian y otros instrumentos muchísimo más modernos -por supuesto-, se usa el estado del aura y sus colores para detectar ciertas enfermedades. Por ejemplo, existe una científica, Barbara Ann Brennan, que laboró en la NASA y autora del libro Manos que curan se dedicó a practicar la terapia bioenergética. Ella denomina al aura el “Campo Energético Humano” y ha llegado a la conclusión que nuestras ideas y emociones configuran nuestro campo energético. Si la persona tiene problemas psicológicos y emocionales el aura contendrá bloques obscuros y adquirirá tonos turbios y si esto persiste, tarde o temprano ocasionarán una manifestación en el cuerpo físico causando una enfermedad.

Ahora la ciencia ya confirma que somos lo que pensamos y que el 90% de las enfermedades que podamos padecer se dieron primero en nuestro campo áurico y aún antes en nuestras mentes. Precisamente, en las personas enfermas los átomos son opacos y forman líneas curvas que permiten la entrada al organismo de gérmenes dañinos.

Pero las personas no sólo ostentan un único color en sus auras, sino se entremezclan diversos matices y tonos. Estos varían en intensidad y luminosidad y proporción en ciertas partes del cuerpo.

A continuación, veamos juntos los colores más comunes que se pueden observar en el aura. Hay diversas técnicas para aprender a ver el aura de manera psíquica, yo no he practicado ninguna, por eso no puedo recomendar ni compartir contigo algo que todavía no he hecho. Sólo que cuando estoy largo rato conversando con una persona puedo ver un ligero resplandor alrededor de ella, pero mentiría si te digo que veo los colores. Ahora que lo recuerdo, sólo una vez vi algo que me gustó mucho, pero lo atribuí a la emoción del momento y pensé que yo era la que había querido ver eso. Sucede que durante la boda de una amiga mía, Josie, mientras los novios intercambiaban lo aros, pude ver un halo rosa alrededor de ellos, que sé que era por el muto amor que ambos se prodigan.

1. Amarillo
Quienes presentan predominantemente el amarillo en sus auras poseen gran capacidad intelectual y el amarillo dorado es propio de una persona de elevada espiritualidad. Un amarillo rojizo es poco favorable; indica cierto grado de timidez mental, moral y física. En cuanto a la salud física, el amarillo verdoso es signo de padecimientos hepáticos, mientras que un individuo que posee una disgregación o una doble personalidad (en el sentido psiquiátrico occidental), muy frecuentemente presenta la mitad del aura de un amarillo azulado y la otra mitad de un amarillo con tonalidades marrones y verdes.

2. Rojo
Este color denota una sana fuerza impulsora; es el color de la fuerza, la pasión, el dominio. Un rojo claro, con los bordes de un amarillo también claro, denota que la persona que lo posee se preocupa por sus semejantes. Si se observan franjas de color rojo en el sitio donde está un órgano, indica que éste se encuentra en perfectas condiciones de salud. Gran número de gobernantes, militares y políticos poseen rojo en sus auras y puede decirse que es un buen color, si no se encuentra contaminado o degradado por otros colores.

3. Anaranjado
El color naranja, en realidad, es una rama del rojo, pero como es un color importante para Oriente, se le menciona. El naranja es un color muy intenso, y las personas que poseen un acertado matiz anaranjado en su aura, son gente considerada para con sus semejantes. Una amarillo anaranjado es un color muy deseable que denota dominio sobre sí mismo, mientras que un marrón anaranjado indica trastornos renales.

4. Verde
El verde es el color de la sanación, de la enseñanza, denota diplomacia y facilidad en el desarrollo del trato con las personas. Es el color de los grandes cirujanos. Verde con una cantidad de rojo indica competencia en el trabajo. Si se observa verde combinado con azul es muy probable que la persona observada se dedique a la enseñanza y que alcance grandes éxitos. Todo cuanto tiene que ver con la salud de las personas y de los animales se traduce por una elevada cantidad de verde en la composición de sus auras. Es un color benéfico e indica que el que lo posee es una persona amistosa y considerada para con los demás.

5. Azul
Es el color de la espiritualidad, la lealtad, la constancia, la juventud. También denota habilidad intelectual; el azul pálido es el color de las personas que tienen que ser empujadas para que adopten cualquier decisión. Un azul más oscuro es propio de una persona que está haciendo progresos, que es laboriosa y que ha encontrado ciertas satisfacciones en sus labores.
Podemos “juzgar” a las personas por el vigor de su amarillo y la oscuridad de su azul. Recordemos que a los Niños Índigo se les conoce como tales en virtud a sus auras color azul añil o azul índigo cuando comenzaron a estudiarlos.

6. Gris
El gris es un modificador de los colores del aura y carece de significación excepto que la persona que lo posee está muy poco evolucionada. Es el color del malestar, de la enfermedad; una persona con una jaqueca muy dolorosa, tendrá una nube grisácea que atraviesa el aura a nivel de la cabeza y las pulsaciones de esta nube seguirán el ritmo de las punzadas de la jaqueca que padece esta persona.
Es necesario conocer que no existen unos patrones muy definidos y que los colores antes descritos son los que generalmente se presentan en sus diferentes tonos, representando en términos generales los oscuros y borrosos la parte negativa de la cualidad y los tenues y claros la parte más positiva.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

Anuncios

One thought on “El Aura y la empatía emocional

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s