El día de la marmota y sus enseñanzas esotéricas

La primera vez que vi la película, me quedé reflexionando sobre las famosas segundas oportunidades que la vida regala, luego lo asocié con el tema de la reencarnación pues sobre este tema de repetir una y otra vez determinados actos hasta captar el aprendizaje y así lograr trascender, sólo que a nivel macro.

Sin embargo, el tema que me ocupa esta vez es en sí sobre esta fecha tan peculiar que se celebra mañana 02 de febrero en los Estados Unidos y que ya está traspasando fronteras y que también, a su modo, nos regala importantes lecciones que no deberíamos pasar por alto.

marmota .)¿Continuará el aire primaveral o será un largo invierno? En realidad, por lo que leí en un libro de magia wiccana, esta costumbre de predecir el clima de la siguiente estación se presagia con este animalito peludo, gordito y pelirrojo, cual mágico mensajero de los dioses. La tradición proviene de antiguas festividades paganas de las islas británicas llamada Imbolc, dedicada a la diosa Brigit. Esta fiesta era el día de predecir el clima, solo que en lugar de la marmota, ocupaba el cargo otro roedor: el gracioso puercoespín.

A Brigit se le atribuye el haber regalado al ser humano la capacidad de silbar, como una forma de advertir el peligro contra los enemigos. Cuando los habitantes de las islas se mudaron a otro continente, se toparon con un roedor similar al puercoespín, uno que hibernaba, despertaba y silbaba cuando había peligro. Pensaron que también era una de las criaturas de Brigit por la similitud en sus costumbres con este roedor consagrado a la diosa.

La marmota puede hibernar profundamente, ralentizando su metabolismo y bajando su temperatura para dormir durante todo el crudo invierno.

Los antiguos chamanes pudieron encontrar una analogía de este acto vital con el control de la conciencia y el entrar a estados profundos de la mente para penetrar en el mundo de los espíritus sin riesgo alguno. Estando alerta de los peligros, pero ser capaces de navegar por sus misterios.

Las marmotas enseñan sobre la intensidad del estudio profundo y del poder del sueño autohipnótico. Explorar los reinos de la posibilidad, de lo que puede llegar a manifestarse. De este modo ayuda a incrementar nuestra habilidad para concentrarnos, a ahondar profunda y completamente en lo que nos hace falta saber, conocer y comprender.

Es así como la hibernación, vista de este modo, es como un aprendizaje y un simulacro de morir sin fallecer. De cómo los retos a través de los velos del Espíritu se alcanzan los reinos de la muerte y, especialmente, de cómo retornar triunfante de ellos fortalecidos con las llamas de la sabiduría y el conocimiento a través de la profecía.

Las marmotas nos enseñan sobre la muerte y el renacimiento y del continuo ciclo de crecimiento, muerte y cambio. Este conocimiento incluye el conocimiento del clima y las estaciones. Conocer sobre el clima ha sido necesario siempre, por razones prácticas, pero en su lado secreto, va más allá y abre todo un mundo de aprendizaje, especialmente nuestra comprensión del poder de lo cíclico, de las estaciones y lo que es óptimo, hacer y dejar de hacer en cada una de ellas, así como los ritmos biológicos de nuestros cuerpos y los ritmos acompasados de nuestras almas.

02 FebreroLas marmotas nos enseñan por igual a establecer los límites apropiados para nosotros mismos y nuestros seres queridos al igual que ellas cuando construyen sus madrigueras con túneles, galerías y compartimentos. Recordemos que el Universo es Cosmos, que significa orden. Orden es “tener cada cosa en su lugar y un lugar para cada cosa”. El Universo también es jerárquico.

Quisquillosas con sus desechos orgánicos, las marmotas nos enseñan a emplear las cosas que no necesitamos más al enterrarlas fuera de sus madrigueras, permitiendo así a la tierra transformar los desechos en abono fértil y útil. De este modo podríamos nosotros también aprender a convertir nuestros esfuerzos fallidos y nuestros malos hábitos en algo positivo, es decir, trascender a través de nuestras malas experiencias.

Así como las marmotas muerden y mastican raíces y ramas, nosotros también podríamos triturar patrones mentales y hábitos destructivos.

En el momento en que nos decidamos a despejarnos de aquellos obstáculos que a través del tiempo nosotros mismos nos hemos impuesto, podremos despertar a nuevos reinos de magia y posibilidad.

Internémonos, pues en lo profundo de los misterios del Espíritu y de nuestra propia conciencia divina. Este pelirrojo amiguito nos enseña la sabiduría que encierran los ciclos cósmicos y naturales de la Vida.

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

 

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s