Renovarse: preparándonos para el Solsticio

Renovarse“Todos los días deberían ser Navidad”. Es lo que deseaba cuando era niña.  Con los años nos vamos dando cuenta de que si fuera así dejaría de ser una fecha especial y significativa, máxime que, particularmente, soy ferviente creyente que ese día se mueven energías y espíritus de vibraciones de alta frecuencia.

Seguramente muchos ya habrán armado o estarán armando su Nacimiento e instalado el arbolito. Me encanta esta festividad por todo el simbolismo que contiene y más allá de todo credo o creencia religiosa muchos se las arreglan para dar un obsequio y otros tanto anhelan recibir un presente navideño y todos deseamos que se nos cumplan nuestros mejores deseos.

Estamos próximos a celebrar un nuevo Solsticio, que es un momento de Luz, de renovación y de gran magnetismo. Entonces por qué realmente no renovar nuestras vidas. La mejor forma es dejar camino libre para que lleguen nuevas y mejores situaciones a nuestras vidas y eso se logra despojándonos de esas basuritas que tenemos en el alma o en el ánimo, como lo decía Mafalda en alguna viñeta suya.

NativitasAprovechemos que Natívitas, el “Espíritu de la Navidad” desciende a la Tierra para traernos su bendición. Lo que nos dice Rubén Cedeño es que es un Ángel Solar de gran resplandor y que se expresa como una estrella de nueve puntas con radiaciones Verde (alegría y entusiasmo), Blanca (pureza, belleza y paz) y Oro-Rubí  (prosperidad) y que es bueno colgar aquella estrella en la puerta de la casa para que cuando pase, entre a nuestros hogares.

De igual forma, por estas fechas es ideal escribir una carta a este Ser, pidiendo todo lo que nuestro corazón desea. Y el 21 a las 5 de la tarde se quema, diciendo “GRACIAS Espíritu de la Navidad porque mi pedido ya se cumplió”.

Decreto Navideño

Como te contaba, estas fiestas decembrinas son una buena oportunidad para olvidar rencores, para perdonar y soltar todo aquello que nos ata a sentimientos negativos. Hace un par de años llevé un taller de aromaterapia y el facilitador, César Urbina, nos recomendó que como la esencia del limón es buena para cicatrizar heridas emocionales, escribamos las cartas de perdón y reconciliación colocando en el hornito el aceite esencial del limón. Ya por la noche se puede colocar esencia de sándalo con bergamota durante una semana.

Lo importante es estar bien interiormente y eso se consigue olvidando. En tu carta, como lo sugiere Rubén Cedeño (lo puedes escribir con tus propias palabras) pones lo siguiente:

1º.- Yo, consciente de mis actos, y asumiendo el control de todo lo que “YO SOY”, borro de mi subconsciente y del registro etérico, todo récord y memoria de cada suceso discordante que haya vivido este año.

2º.- Perdono de todo corazón y olvido para siempre, todo disgusto, agravio, deuda, desamor, irritabilidad, agresión, traición, maledicencia y odio que me haya causado cualquier ser humano, situación o cosa.

3º.- A todos aquellos que se hayan ido de mi lado para otro grupo, empleo, partido o círculo de amistades, lo suelto y lo dejo ir sin reclamarle nada, dándole la plenitud de mi amor para bendecirlo y prosperarlo donde quiera que se haya ido y donde esté.

4º.- Renuncio con toda la entereza que mi ser tiene a todo apego de objetos, situaciones, posesiones y, sobre todo, personas. Declaro que nada ni nadie me ata a nada, y YO SOY libre, pero completamente y absolutamente libre, para entregarme, ampararme y refugiarme en Dios y sólo Dios, para siempre.

5º.- Borro, borro y borro todo aquello que me haya sucedido en este año que no sea un escalón dentro de mi proceso de ascensión, y hago desaparecer de mi vida todo obstáculo que me impida volar hacia la libertad, que es el estado natural de mi ser.

6º.- Cubro cada segundo, minuto, hora, día, semana y mes de este año que concluye con la brillante y resplandeciente sustancia de la Llama Violeta para borrar toda energía mal calificada, y ahora lo envuelvo todo con la incandescente brillantez del fuego Blanco de la Ascensión.

7º.- Libre de personalidad, ego, pasado, memoria y mal karma, entrego mi Corriente de Vida al Servicio Único de la Luz, para que de ahora en adelante sólo oiga la Luz, sienta la Luz, vea la Luz, saboree la Luz, huela la Luz y piense la Luz, hasta alcanzar la eternidad. Gracias Padre/Madre.

Cuando termines, léela visualizando una luz violeta con el símbolo de infinito (∞) en tu cuerpo y luego visualiza que te cubre una luz dorada. Envuelve todo y a todos en esa luz.

Espero que con toda esta preparación tengamos un Feliz Solsticio.

Luz, Paz y Amor.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s