La Invocación del Médico

Símbolo del MédicoCada año, según la Metafísica impartida por Conny Méndez, la Tierra se ve irradiada por un “Espíritu Envolvente” que se renueva en cada año. Este rayo de luz es la emanación que desciende a nuestro planeta y corresponde a la de un Maestro Ascendido, un Arcángel o un Ser de Luz provenientes de cualquiera de los Siete Rayos, que más adelante, en otro post, describiré más ampliamente.

¿Cómo se conoce el color del Rayo que corresponde al año en curso? Muy sencillo, se identifica según el día en el cual comienza el año. Por eso, este 2015 que comenzó el día jueves corresponde al Rayo Verde, que está relacionado con las energías de Verdad, Alegría y Salud principalmente entre otros atributos.

Como su energía comienza a decaer a partir del mes de julio y se magnifica al llegar la medianoche del 31 de diciembre no quiero dejar pasar la oportunidad, antes que acabe el año, para agradecer por la salud vibrante, pues como dice el Kybalion: “los extremos se tocan” y cuando todo parece que puede ir mal, surgen los milagros y somos bendecidos por este Rayo que se asocia con la alegría de vivir, con el cuarto chakra Anahata o chakra del corazón o glándula timo. Y es que cuando a pesar de las dificultades intentamos vivir con un ánimo dispuesto, a “basurear” las penas y decepciones y mantener a toda costa una sonrisa interna, entonces todo fluye. No digo que siempre estaremos con la sonrisa a flor de piel y que todo sea color de rosa, pero al menos hacer el intento por mantener elevados los pensamientos y emociones.

Entonces, ya que estamos bajo la vibración del Quinto Rayo Verde para este año, recuerdo que he escuchado decir siempre al Dr. Pérez Albela que todos llevamos un médico interno, pues bien, a ése “doctorcito” propio de todos nosotros va la siguiente oración, cuyo autor es nada menos que Maimónides; y sobre todo, está dedicado a todos los sanadores, que en silenciosa labor alivian males físicos y tocan almas…

La Invocación del Médico

Tú, Eterna Providencia, me has escogido
para vigilar la vida y la salud de tus criaturas.
¡Que el amor por mi arte me guíe en todo momento!
¡Que nunca esclavicen mi mente,
ni la avaricia, ni la sed de gloria!
Porque las distracciones de la verdad
y del amor pueden fácilmente engañarme
o llevarme a olvidar tu mandamiento
de hacer solamente el bien a tus hijos.
¡Que nunca vea yo en el paciente,
algo más que un prójimo que sufre!
Dame fuerzas, tiempo y oportunidad
para mejorar lo que he aprendido
y para hacerlo más útil.
Porque lo que hay que saber es infinito
y el espíritu humano puede extenderse infinitamente
permitiendo el diario ingreso de nuevos conocimientos.
Permite que hoy pueda descubrir mis errores de ayer,
y que mañana pueda ver nueva luz
sobre lo que hoy creo que es totalmente cierto.
¡Oh Dios mío! Tú me has escogido
para vigilar la vida y la salud de tus criaturas,
Listo estoy para atender a mi vocación
y acudir a tu llamado.

Así es

Seamos conscientes y felices, aquí y ahora.

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s